Credibilidad

Credibilidad

¿Somos creíbles? ¿Transmitimos confianza y credibilidad en nuestras relaciones profesionales y personales?

Se está desarrollando en estos días el juicio penal por el asesinato de la presidenta de la Diputación de León y escuchamos en los medios de comunicación que el principal testigo de la acusación ha perdido credibilidad. ¿Por qué?

La respuesta es sencilla… porque ha incurrido en contradicciones y ya no resulta tan creíble su testimonio como parecía en un principio. No sabemos cómo se valorará realmente su testimonio al finalizar el juicio pero lo cierto es que en estos momentos está generando dudas.

¿Qué es la credibilidad?

Podemos decir que es la capacidad de ser creído. La credibilidad no se basa en la veracidad del mensaje sino en los elementos objetivos y subjetivos que hacen que otros crean lo que estamos diciendo. Podemos decir la verdad y que nadie nos crea, o podemos mentir y que todos crean que decimos la verdad. Para tener credibilidad hay generar confianza en la información que se da y en la persona que la da.

Por tanto, hay dos elementos fundamentales:

  • La información que se transmite
  • La persona que la transmite

En el ámbito empresarial y profesional, si queremos generar confianza y credibilidad debemos cuidar bien estos dos factores:

Preparar bien la información que transmitimos, es decir, trabajar, documentarnos, preparar el tema concreto que vayamos a exponer…

Cuidar nuestro aspecto personal, transmitir seriedad y profesionalidad, saber estar en el contexto en el que nos encontramos… Como comenté en el post que trataba sobre la importancia del protocolo, “hay que estar y saber estar”.

En definitiva, para generar credibilidad debemos trabajar…

Trabajar_credibilidad

¿Cuándo pierde credibilidad una persona? Sin duda cuando incurre en contradicciones. Esto es lo que le ha pasado al testigo que comentamos al inicio y es algo imperdonable en un juicio. Pero en cualquier otro contexto ocurre igual… si una persona incurre en contradicciones, en incoherencias, perderá toda credibilidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *