La deducción por personas con discapacidad a cargo y el cobro anticipado de la deducción con la reforma fiscal en el IRPF

La reforma de la Ley del IRPF que entrará en vigor el próximo 2015 afecta en varios puntos a las personas con discapacidad, aumentando sus deducciones fiscales. Una de las medidas más importantes es la posibilidad de pedir el cobro anticipado de la deducción por personas con discapacidad a su cargo, medida que también se aplica a las familias numerosas y que es compatible con la actual deducción por maternidad.

Los contribuyentes que realicen una actividad por cuenta propia o ajena por la cual estén dados de alta en el régimen correspondiente de la Seguridad Social o mutualidad podrán minorar la cuota diferencial del impuesto en las siguientes deducciones:

  1. Por cada descendiente con discapacidad con derecho a la aplicación del mínimo por descendientes previsto en la ley, hasta 1200 euros anuales.
  2. Por cada ascendiente con discapacidad con derecho a la aplicación del mínimo por ascendientes previsto en la ley, hasta 1200 euros anuales.
  3. Por ser un ascendiente, o un hermano huérfano de padre y madre, que forme parte de una familia numerosa, hasta 1200 euros anuales.

En caso de familias numerosas de categoría especial, esta deducción se incrementará en un 100%.

Cuando dos o más contribuyentes tengan derecho a la aplicación de alguna de las anteriores deducciones respecto de un mismo descendiente, ascendiente o familia numerosa, su importe se prorrateará entre ellos por partes iguales.

Las deducciones se calcularán de forma proporcional al número de meses en que se cumplan de forma simultánea los requisitos, y tendrán como límite para cada una de las deducciones, las cotizaciones y cuotas totales a la Seguridad Social y Mutualidades devengadas en cada periodo impositivo (cotizaciones del trabajador más las de la empresa). No obstante, si tuviera derecho a la deducción prevista en las letras a) o b) del apartado anterior respecto de varios ascendientes o descendientes con discapacidad, el citado límite se aplicará de forma independiente respecto de cada uno de ellos.

A efectos del cálculo de este límite se computarán las cotizaciones y cuotas por sus importes íntegros, sin tomar en consideración las bonificaciones que pudieran corresponder.

Cobrar la deducción anticipada supondría percibir 100 € mensuales a cuenta de esta deducción, pero debe tenerse en cuenta que si se superara el límite de las cotizaciones a la Seguridad Social la diferencia deberá regularizarse (y devolverse) al realizar la declaración de la renta.

Está pendiente de regular el procedimiento y las condiciones para tener derecho a la práctica de estas deducciones, así como los supuestos en que se pueda solicitar de forma anticipada su abono.

También se contempla la posibilidad de ceder este derecho a la deducción a otro contribuyente que tenga derecho a su aplicación respecto de un mismo descendiente, ascendiente o familia numerosa, y en este caso se tendrá en cuenta de forma conjunta tanto el número de meses en que se cumplan de forma simultánea los requisitos como las cotizaciones y cuotas totales a la Seguridad Social y Mutualidades correspondientes a todos los contribuyentes que tuvieran derecho a la deducción.

* Mínimo por discapacidad.

El mínimo deducible por discapacidad será la suma del mínimo por discapacidad del contribuyente y del mínimo por discapacidad de ascendientes y descendientes.

  • El mínimo por discapacidad del contribuyente será de 3000 € anuales cuando sea una persona con discapacidad y 9000 € anuales cuando sea una persona con discapacidad y acredite un grado de discapacidad igual o superior al 65 por ciento.

Dicho mínimo se aumentará, en concepto de gastos de asistencia, en 3000 € anuales cuando acredite necesitar ayuda de terceras personas o movilidad reducida, o un grado de discapacidad igual o superior al 65 por ciento.

  • El mínimo por discapacidad de ascendientes o descendientes será de 3000 € anuales por cada uno de los descendientes o ascendientes que generen derecho a la aplicación del mínimo, que sean personas con discapacidad, cualquiera que sea su edad. El mínimo será de 9000 € anuales, por cada uno de ellos que acredite un grado de discapacidad igual o superior al 65 por ciento.

Dicho mínimo se aumentará, en concepto de gastos de asistencia, en 3000 € anuales por cada ascendiente o descendiente que acredite necesitar ayuda de terceras personas o movilidad reducida, o un grado de discapacidad igual o superior al 65 por ciento.

Tendrán la consideración de personas con discapacidad los contribuyentes que acrediten un grado de discapacidad igual o superior al 33 por ciento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *