Desacreditar a un perito

Hace unos días, durante la celebración de un juicio verbal, se desarrollaba la prueba pericial propuesta por el demandante. En mi turno de preguntas como defensa del demandado trataba de quitar peso probatorio a ese informe con preguntas que ponían en evidencia las contradicciones del informe y su carácter poco concluyente. En un momento dado el perito le dijo a Su Señoría: “¡Es que me está desacreditando!”. En ese momento supe que mis preguntas eran acertadas.

En la prueba pericial de un juicio, y cuando se trata de un perito de la parte contraria, nuestro objetivo debe ser poner de manifiesto la vaguedad de su informe, sus posibles contradicciones y sobre todo su carácter poco concluyente, con el fin de minimizar su peso probatorio cuando el juez haga su valoración conjunta de las pruebas para dictar sentencia. Debemos estudiar bien el informe (del que tendremos copia con anterioridad) y preparar muy bien las preguntas que haremos en el juicio. Pero también debemos estar preparados para improvisar porque en el transcurso del juicio pueden aflorar aspectos que no habíamos preparado antes.

En esta prueba, como en todas las demás que se practican en la vista oral, debemos combinar la preparación con la improvisación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *