Hacienda no puede aplicar sanciones de manera automática

haciendaEl Tribunal Económico Administrativo Central interpreta que la aplicación de sanciones ante una determinada conducta del contribuyente debe estar suficientemente motivada.

La Ley General Tributaria considera como infracciones tributarias aquellas acciones u omisiones que así se califiquen por una ley y que se hayan cometido “con cualquier grado de negligencia”. Pero la existencia de esa negligencia debe demostrarla Hacienda, y una vez demostrada podrá aplicar la sanción que corresponda.

El T.E.A. Central considera que utilizar una expresión generalizada y estereotipada no supone una motivación suficiente para acreditar la culpabilidad del presunto infractor. Esta fórmula venía siendo muy habitual en las resoluciones de Hacienda en un expediente sancionador:

“Analizadas las circunstancias concurrentes, la conducta del obligado tributario ha sido negligente sin que se aprecie ninguna causa de exoneración de la responsabilidad”.

Para que pueda aplicarse una sanción el elemento objetivo de la infracción debe concurrir necesariamente, pero esto solo no es suficiente. Hacienda debe demostrar que también concurre el elemento subjetivo de a culpabilidad, y en opinión del Tribunal una expresión genérica como la anterior no supone una motivación suficiente de ese elemento subjetivo de la culpabilidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *