Nuevo procedimiento para la devolución de las cláusulas suelo

SueloParece que el Decreto-ley aprobado por el Gobierno en relación con las cláusulas suelo da esperanza a muchas personas para conseguir la devolución de su dinero sin tener que acudir a los tribunales. Con el tiempo veremos si esta medida es realmente efectiva…

El procedimiento que establece la norma para conseguir la devolución de las cantidades indebidamente pagadas por las cláusulas suelo consiste en una reclamación previa que el cliente podrá dirigir contra la entidad de crédito. Una vez recibida esta reclamación, el banco deberá calcular la cantidad a devolver y comunicarla al cliente, desglosando las cantidades que correspondan a intereses. A la vista de esta liquidación el consumidor deberá manifestar si está de acuerdo y la acepta.

Cuestión importante es el plazo. Se establece un plazo máximo de tres meses desde la presentación de la reclamación para que el consumidor y el banco lleguen a un acuerdo y se ponga a disposición del cliente la cantidad a devolver. Es decir, no vale con que el banco comunique la liquidación y el cliente la acepte en el plazo de tres meses sino que debe pagarse efectivamente. El banco no puede demorarlo.

Los bancos tienen un plazo de un mes para adoptar las medidas necesarias para dar cumplimiento a estas obligaciones. Deberán poner a disposición de sus clientes en todas las oficinas abiertas al público y en sus páginas web la información concreta sobre el departamento o servicio encargado de resolver las reclamaciones, con indicación de su dirección postal y electrónica.

De este modo, el plazo de tres meses establecido para resolver las reclamaciones empezará a contar desde que se adopte por cada entidad estas medidas necesarias para el cumplimiento, o bien que haya transcurrido un mes sin que el banco haya puesto en marcha ese departamento específico.

Por tanto, los bancos tendrán de plazo hasta el 21 de febrero para establecer el departamento o servicio específico, así como las medidas que necesiten para el cálculo y resolución de las reclamaciones, y a partir de esa fecha regirá el plazo máximo de tres meses para la resolución de las reclamaciones que se presenten.

Si el banco no resuelve en el plazo indicado, el cliente podrá acudir a la vía judicial y podrá condenarse en costas a la entidad.

Es importante señalar que este procedimiento está previsto solo para préstamos con cláusula suelo garantizados con hipoteca realizados por un consumidor, es decir, por una persona física o particular que actúe con un propósito ajeno a una actividad comercial, empresarial o profesional. Por tanto no será aplicable en caso de sociedades u otras entidades, o en caso de hipotecas solicitadas en el ámbito de una actividad económica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *